Loader

De la Calle insiste en que habrá refrendación ciudadana de lo pactado en La Habana”el espectador”

No Rating
aa6275d1f3975b534d6df915b455b933_1462404324
Humberto de la Calle, jefe negociador del Gobierno en La Habana. Foto: Óscar Pérez.

Pocas horas después de reiniciado el ciclo de diálogos de paz en La Habana, el jefe negociador del Gobierno, Humberto de la Calle, le salió al pasó a la controversia surgida acerca de la seguridad jurídica de los eventuales acuerdos con las Farc. La discusión se centra en cómo el acuerdo final podría ser incorporado a la Constitución Nacional.

Una interpretación, liderada por el exministro conservador Álvaro Leyva Durán y el exfiscal general Eduardo Montealegre, asegura que lo pactado en Cuba puede ser elevado a “Acuerdo Especial de Naciones Unidas”, y por esa vía quedaría incorporado al bloque de constitucionalidad que el Estado colombiano está obligado a cumplir por ser signatario de la Convención de Ginebra.

Del otro lado, la tesis ha sido la de llevar los acuerdos a la ciudadanía mediante un mecanismo de refrendación popular. Una discusión de hondo calado jurídico que equivale, gráficamente, a cómo debe ser el candado que le dará cierre jurídico al conflicto armado.

 

Es en este contexto que el jefe negociador del Gobierno, Humberto de la Calle, ha salido a hacer una serie de precisiones. “En efecto, tanto en la Mesa de La Habana como fuera de ella, se han planteado algunas ideas, que van desde la caracterización del posible Acuerdo Final al que se llegue como un acuerdo especial a la luz de las normas del Derecho Internacional Humanitario, o también otra idea, la incorporación al llamado bloque de constitucionalidad del Acuerdo. Y una tercera: una declaración del Gobierno comprometiéndose ante Naciones Unidas a respetar y cumplir lo pactado. Son ideas”, explicó.

Para De la Calle, hay una cosa clara: hay que encontrar la fórmula jurídica de blindar los acuerdos, pero eso no riñe con la promesa del Gobierno de que los colombianos tendrán la última palabra respecto a lo acordado en La Habana. “Para esta Delegación, ese es un compromiso firme.

En segunda medida, el jefe negociador aseguró que cualquiera que sea la figura utilizada, las competencias de la institucionalidad del Estado no pueden ser conculcadas. Es decir, las reformas que exija la implementación de lo acordado tendrán que pasar por el Congreso y la Corte Constitucional.

“No puede haber una especie de reforma constitucional en la sombra, una reforma a espaldas de los elementos esenciales de nuestro Estado de Derecho. O más categóricamente: la Mesa de La Habana no tiene el poder de reformar por sí misma la Constitución”, afirmó.

Finalmente, De la Calle envío un duro mensaje a la Corte Constitucional por la invitación que hizo hace algunos días a miembros de las Farc a discutir la fórmula del Acuerdo Especial. “Una vez se logre el Acuerdo Final, deberán tener lugar los balances propios de la democracia. Será el momento del cuerpo ciudadano, o del Congreso, y el momento de la Corte Constitucional”, precisó.

Y a modo de conclusión expresó: “Aún no tenemos un Acuerdo Final. Anticipar judicialmente esta discusión es un error (…) Para la delegación del Gobierno en La Habana, la innovación y la creatividad jurídica pueden ser muy útiles. Pero la real validez y sostenibilidad de lo que se acuerde aquí depende fundamentalmente de lograr un grado amplio de aceptación entre los colombianos”.

You may also like...